Foto: Enzo Campetella para Tiempo Patagónico.